Los banners

La utilización de banners se ha convertido, para muchas empresas, en la elección para la comercialización y promoción. No hay ninguna duda de que el camino para conseguir negocios es gritarlo y mostrarlo, que nuestros clientes potenciales estén recibiendo la publicidad en su cara.

Un banner es una manera rápida y efectiva para promocionar tu sitio web, blog o producto.  Por supuesto esto tiene algún coste en términos económicos y una dura competencia. El 90% del tiempo estarás compitiendo junto con otros anunciantes, por lo que el diseño de tu banner es fundamental. El hecho de que tú hayas pagado a alguien por tener un buen sitio web no significa que nos aumente considerablemente el tráfico web. Por eso vamos a comentaros algunos consejos para mejorar vuestros banners

Elegir el Tamaño

Lo primero es elegir el tamaño del banner, existe una gran variedad, desde pequeños de 20×20 pixeles hasta rectángulos de alrededor de 600px, y la tendencia es que cuanto más grande sea el banner, más grande será también el efecto en tu cartera. El tamaño más popular entre la comunidad del diseño es, sin duda, el anuncio de 125×125 pixeles ya que no cuesta demasiado en comparación con algunos de sus hermanos mayores y la tasa de clics va a la par de las impresiones estimadas.

Ejemplo de la diferencia entre los tamaños de 2 bannersSin embargo recuerda siempre que a pesar de la popularidad de algunos tamaños tú necesitas que el tamaño de tu anuncio sea el suficiente para mostrar claramente toda la información que deseas transmitir. Tener un anuncio ilegible solo te perjudicará.

Mira estos dos anuncios por ejemplo. El anuncio de la parte superior tiene claramente mucho espacio para jugar, el texto se presenta muy bien y va directo al grano. El anuncio inferior sin embargo tiene textos muy estrechos que requieren que entrecerremos los ojos para poder leerlo.

Piensa en tu entorno

ejemplo del color del entorno entre bannersAntes de la inmersión en el diseño de tu banner es aconsejable echar un vistazo a los anuncios próximos y al color de fondo de la página web en la que va a estar. Como un anuncio (sobre todo el 25×25)  simplemente se colocan pixeles y además tu quieres que tu anuncio destaque. Fíjate en estos tres anuncios, todos agrupados y todos son de color rojo. Todos dan la impresión de estar relacionados y esto no es lo que quieres.

No es fácil saber que anuncio va a ser el siguiente en ser mostrado (la mayoría de las veces el orden es al azar en cada carga de la página) pero al menos puedes tener una idea de que colores van en torno a tu anuncio.

ejemplo del contraste entre bannersAquí tenemos un ejemplo de dos anuncios de contraste, que pueden distinguirse claramente. ¿Fue hecho a propósito? Nunca se puede saber con seguridad, esta vez el anuncio de color azul podría haber sido hecho para destacar entre la multitud.

Animar o no animar, esa es la cuestión

Esta probablemente será tu mayor duda, yo me inclinaría más hacia la animación no. Una animación puede transmitir mucha información y ayuda a captar la atención de los lectores pero también puede hacer todo lo contrario. Si eres inteligente con el contenido y el diseño, un anuncio estático será más que suficiente.

Decidir sobre tener una llamada de acción

Con el “llamado de acción” le pedimos al lector si quiere saber más sobre su producto, como se reciba esto depende obviamente de cada lector. Personalmente me siento más inclinado a hacer clic en un anuncio que dice “mira que te estamos ofreciendo, haga clic aquí para saber más”. Con este hecho estás ofreciendo a los lectores la opción de escoger una acción.

Coloca tu anuncio en un sitio relevante

La mayoría de los sitios web tienen un tema o un género y poner en ellos un anuncio irrelevante no te va a hacer ningún favor. Si quieres mostrar algo sobre una aplicación web nueva, no te vayas a poner el anuncio en un sitio web que no tiene ninguna relación con el producto.

Permanecer en la marca

ejemplo de la marca de un bannerSé que hablé sobre el ajuste de los colores pero mantener la marca es más importante. Este anuncio no tiene logo y no indica mucho de lo que se anuncia, por lo que al hacer clic a través de él no puedes saber si quiera si has llegado al sitio correcto. En el caso del anuncio “wallet” muestra claramente el logo y un icono de la aplicación completa por lo que sabremos perfectamente a donde hemos llegado al clicar. Si mantienes esta marca coherente  en tus anuncios a través de la web comenzarás a ser reconocido y a tener más confianza de los lectores.